Piezas que puedes comprar sin miedo en un desguace

enero 11, 2019 Desactivado Por marcos

Es curioso, pero todavía hay gente que no confía en esto de las piezas usadas, no sé porque, pero hay quien todavía duda de su efectividad y durabilidad, la verdad es que después de que haya pasado el tiempo y de que hayamos visto todos con nuestros propios ojos que se han convertido en una buena alternativa a las piezas nuevas, parece que no termina de convencer algunos que pretenden boicotear en todo lo que pueden a este sector. La verdad es que no entiendo el porqué, ya que es posible ver cómo han evolucionado, como han mejorado su trabajo al cien por cien, como se han rodeado de los mejores profesionales, porque si algo debemos resaltar es que no todo el mundo puede desarmar un coche y dar por válidas sus piezas, no todo el mundo sabe cómo revisarlas de manera minuciosa y certificar que pueden ser puestas en otro coche, por lo que si una cosa nos debe quedar clara es que estamos ante un sector que sabe hacer su trabajo y que ha demostrado con creces que lo hace de maravilla.

Por ello es importante saber (y rompo una lanza a su favor) que los desguaces son buenos vendedores de estas piezas y que podemos poner sin miedo en nuestro coche, eso sí debemos saber cuáles son las que podemos comprar a ciencia cierta sabiendo que nos llevamos lo mejor, con la que no nos vamos sin duda a equivocar. en primer lugar, debemos mencionar a los motores, piezas de mucho valor que pueden dejarnos el bolsillo completamente pelado, si eres de los que se le ha roto quizás los temblores al alto precio que te han dado no te dejan ni leer este post, pero tranquilo, que en un desguace como reciclaperezoso no solo los vas a encontrar con la mejor garantía, sino a un precio que te va hacer sonreír como seguro que hacia tiempo que no hacías.

El para golpes es una de las piezas que podemos decir que son más demandadas en los desguaces, ya que es una pieza a la que le damos golpes a tutiplén, su precio en un desguace de risa y lo menor de todo en perfecto estado de uso.

Los retrovisores, cuanto gracioso anda suelto y una mañana te los encuentras partidos y en el suelo, no temas, llama al desguace y verás que en menos que canta un gallo los tienes comprados y montados. Así podría estar un buen rato, haciendo ver a quien duda de la efectividad de los desguaces que en la mayoría de ocasiones viene como anillo al dedo.